Si no tomas S.O.P.A vas preso

Es común que a los niños no les guste tomar SOPA, pero llegar al extremo de enviarlo a la cárcel es absurdo, verdad?

Desde el año pasado, he venido escuchando sobre el avance y el apoyo que ha tenido la famosa Ley Stop Online Piracy Act o ley SOPA, la cual a mi manera de ver la cosas busca proteger más que al derecho de autor a la industria comunicacional del mundo.

Y es que la idea de derecho de autor o derecho de hacer copias, que viene desde 1710, con el llamado “Estatuto de la Reina Ana”, lo que quiere es que se le reconozca al autor sus obras, lo cual es absolutamente correcto, ya que suena lógico que el autor reciba una compensación cada vez que alguien obtenga algún ingreso producto de su trabajo, pero pretender castigar con 5 años de prisión a las personas que bajen 10 canciones de la red, es una locura. Locura que tiene sentido, para la industria comunicacional del mundo, pero no para el resto de la humanidad. Y es que si yo fuera dueño de alguna empresa discografía y fuera adverso al cambio, apoyaría la ley SOPA, ya que mi modelo de negocio esta creado bajo las base de:

1)       Maximizar la cantidad de discos en venta

2)       Costes de producción bajos

Y este modelo fue exitoso hasta los años noventa, pero con la tecnología con la que se cuenta hoy simplemente no funciona, ya que existe toda una necesidad de compartir tu conocimiento/ tu talento o lo que te venga en gana,  sin estar atados a la autorización de nadie. Como dice, Enrique Dans en su libro “Todo va a cambiar” : “En su apogeo, se calcula que esa industria daba acceso únicamente al 3% del total de la creación artística de la Historia: el 97% restante, simplemente, no les interesaba. No es que no fuese arte, sino que no les proporcionaba el margen que ellos querían. Según las métricas de la industria, no era un hit, sino un flop, y no debía por tanto ser producido, de acuerdo con la estructura de costes y comercialización disponibles”.

 Si se quiere proteger a los autores, lo que se debería es mejorar las tecnologías de pagos o el ancho de banda, de cara a que todos podamos servirnos de la red y a la vez pagar por el servicio o no. Un ejemplo en que la gratuidad no tiene porque no ir de la mano en la obtención de beneficios, lo es el proyecto “Orsai”, el cual surgió desde el deseo de un escritor en contar algo en la red y se ha vuelto un fenómeno editorial. Aquí dejo el enlace, donde el autor cuenta de una mejor manera como ha sido todo el proceso. Link.

Por último, queda esperar que sucederá este 24 de Enero, pero sobretodo un día antes cuando Google, Amazon, Wikileaks, PayPal, etc, dejen de funcionar por un día, ya que será un hecho inédito en este mundo en que pasan tantas cosas y muchísimas personas ni se enteran.

Anuncios

Acerca de Daniel Villadiego

Este blog surge como una forma de llevar el record de los libros que voy leyendo y los artículos que me consigo por allí.
Esta entrada fue publicada en INTERNET y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s